martes, febrero 21, 2006

Sin comentarios, mejor.

Hoy, a los 84 años, murió Paul Marcinkus, el arzobispo estadounidense conocido como el "banquero de dios", involucrado en uno de los escándalos más graves de la historia de la Iglesia Católica por la quiebra del Banco Ambrosiano en los años 80 y que vivió dentro del Vaticano como prófugo de la justicia italiana.

Cabe recordar que la quiebra del Banco Ambrosiano fue una colosal estafa, que costó a los acreedores y a los contribuyentes italianos 287 millones de dólares y a los fieles de la Iglesia al menos 241 millones de dólares y la estafa fue posible por la objetiva connivencia de la banca papal y el banco pontificio IOR-Ambrosiano sólo pudo ser cómplice gracias a la anuencia --implícita o explícita-- de Juan Pablo II, que predicaba por la defensa de los pobres y abogaba por un mayor comportamiento ético en el mundo.


Hay asuntos en los que huelgan comentarios y este es uno de ellos.

1 Comentarios:

Blogger Fatima Trevigiano dijo...

Hola estimado: Tardíamente acabo de ver un comentario a la plícula Whisky en mi post. El latín me conduce inmediatamente a ti... En caso de que no lo hayas notado,si deslizas el cursor de tu mouse por el título del comentario posteado en mi blog, verás que hay un hipervinculo que remite al sitio original del cual el texto ha sido extraído. Saltas a una conclusión apresurada y tristemente equivocada... en fin... ¿todo bien? espero que sí. Saludos
Fátima Trevigiano

22 febrero, 2006 01:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal