lunes, febrero 20, 2006

Fundamentalismo e intolerancia.


A tres meses del estreno de la cinta de Ron Howard, la congregación del Opus Dei pide eliminar escenas del filme "El Código Da Vinci" y advierte que muchas personas podrían sentirse dolidas por la "imagen deformada" que muestra de la Iglesia Católica, al implicar a la institución en asesinatos y en una oscura conspiración.

Es cierto que nadie ha quemado las oficinas de Sony Enterteiment ni ha ofrecido recompensa alguna por el autor del libro o el director de la película - todavía -, pero no nos confundamos, porque entre esta petición y los ataques de los fanáticos mulsulmanes la única diferencia son los modales.

En el fondo la cuestión es la misma: el fundamentalismo y la intolerancia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal