jueves, febrero 16, 2006

Políticamente incorrecto.

La COREMA de la Región de Atacama aprobó ayer finalmente el Proyecto Pascua Lama bajo la condición de que no se intervengan los glaciares y se establezca una política ambiental destinada a proteger la flora y la fauna....... no obstante, los ambientalistas duros igual protestaron.

Ciertamente, no es posible hacer tortillas sin quebrar huevos (bueno, en verdad es posible y las lesbianas lo saben, pero ese es otro cuento y no tiene que ver con esto), por lo que resulta inaceptable que se instituya una
suerte de terrorismo ecológico que pretenda detener cualquier tipo de actividad industrial, minera o de cualquier otra naturaleza bajo un pretendido sacrosanto mandato de preservar el medio ambiente y con absoluta prescindencia de toda sindéresis.

Esto me recuerda a los protectores de los animales, que se oponen a la eliminación de perros vagos sin hacer otra cosa que protestar, mientras las ciudades y pueblos de todo Chile se llenan con estos animales que ensucian y se toman las plazas y calles en perjuicio de los habitantes, a quienes a menudo muerden o atacan, que pagan sus impuestos y para los que, en definitiva, se crearon esas plazas y esas calles.


La región en donde se establecerá el Proyecto Pascua Lama es una de las más deprimidas económicamente en el país, no obstante su enorme riqueza minera, por lo que resulta francamente incomprensible la tenacidad y contumacia de los detractores del mismo por oponerse a él a todo evento. A esto se debe agregar un correo que circuló profusamente - y que más de alguno de ustedes ha recibido, o recibirá - con un archivo Power Point en que se demonizaba a Barrick y se destacaban de manera escandalosa los supuestos e ingentes perjuicios que se ocasionarían en el territorio de la Región de Atacama a causa del Proyecto, sin aportar ningún dato y mostrando una serie de imágenes idílicas que apelaban más a la emoción que a la razón; archivo elaborado probablemente por alguno de esos tantos buenazos que compran cualquier idea mala, que ni siquiera riegan el árbol de la vereda de su casa y que asisten junto a otros congéneres a protestar en contra de la contaminación, dejando las calles y los parques por donde pasan, llenos de basura.

En esto de la contaminación hay, por supuesto, y lo sabemos bien, empresas que actúan con total y absoluto desprecio por el medio ambiente y los habitantes de área, Celco, por ejemplo, pero siempre es posible hacer bien las cosas y más aún cuando la autoridad así lo exige y demanda desde un principio y no intenta, a destiempo, descoser la alfombra en uso.

Por eso, y aunque sea políticamente incorrecto decirlo, bien por la COREMA; bien por los habitantes de Atacama, que tendrán la posibilidad de obtener trabajos dignos; bien por Barrick, que podrá explotar los yacimientos aurígeros y argentíferos con total sujeción a las normas establecidas y bien por Chile, que podrá seguir en la ruta del progreso.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal