domingo, junio 12, 2011

Como siempre.....

... el aniversario de la muerte de este hombre ejemplar pasó inadvertido en nuestra Patria.

Don Aníbal Pinto Garmendia murió en Valparaíso el 9 de junio de 1884 empobrecido por una deuda contraída con su garantía personal durante su Mandato, lo cual lo obligó a desprenderse de todos sus bienes, trasladándose, luego de dejar su Alto Cargo, a vivir a una modesta casa cerca de la Plaza Victoria, en Valparaíso. Pese a recibir reiteradas ofertas para ocupar cargos como Senador o Embajador en distintos países europeos, Don Aníbal decidió mantenerse al margen de la vida pública y sus honores, viviendo modestamente con su esposa de los honorarios que le cancelaba el diario El Ferrocarril como traductor y perito tipógrafo.

Al morir, su sepelio pudo realizarse gracias a las donaciones de amigos y otros ciudadanos.

Roma tuvo a Catón. Nuestro país a Don Aníbal Pinto Garmendia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal