domingo, marzo 05, 2006

A hablar bien y a no inventar palabras


Escuchando en segunda vuelta a Coco Legrand, en su participación en el Festival de Viña del Mar (hay debilidades y vicios peores, así es que quedo excusado por esa debilidad) le oí decir - a él, tan criticón - que una mujer más un hombre no son dos, sino tres, porque forman familia, ya que son una "sinergía".

¿Qué será "sinergía"?, me pregunte; porque lo que yo conozco es la palabra sinergia, así es que ante la duda y en el contexto de su monólogo, asumí que lo que quiso decir fue esto último.

Probablemente el error de Legrand pasó inadvertido porque, quizás, nadie conocía la palabra y esto me trajo a la memoria los constantes y casi permanentes atentados en contra del idioma que cometen de capitán a paje; desde las más altas autoridades del país, hasta el más humilde: Ministros, Legisladores, Supremos, Abogados, el Director de Gendarmería, periodistas,.... en fin, casi no se salva nadie.

Y los atentados son dos: uno, cambiar o inventar palabras y el otro, esdrujulizar todo.

En efecto, veremos sólo algunos ejemplos, porque como dice el dicho "para muestra, un botón":

Cónyugue en vez de CónyuGe

Juzjado en vez de JuzGado

Comisería en vez de ComisAría

Penitenciería en vez de PenitenciAría

La Presidenta en vez de La PresidentE

La Abogada en vez de La AbogadO

La Ministra en vez de La MinistrO

La Jueza en vez de La JueZ (¡Ojo!, los adjetivos NO tienen género)

La Ingeniera en vez de La IngenierO

La Arquitecta en vez de La ArquitectO

Y la esdrujulización, otro invento nuestro:

Los Domínicos en vez de Los Dominicos

Irarrázabal en vez de Irarrazabal

Vodánovic en vez de Vodanovic

Sin duda, a algunos les parecerá un asunto menor el preocuparse por este tipo de cuestiones, pero no lo es, porque cuando uno habla mal es porque piensa mal, ya que nadie puede hablar más de que piensa, ni puede pensar mejor de lo que habla.

Por eso, amigos, ¡a preocuparse de hablar bien!, ya que estimo que los visitantes a este blog son personas instruidas y, si lo son, estos vicios en el idioma son inexcusables, mucho más cuando pretendemos estudiar otro idioma sin siquiera hablar bien el propio.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal