viernes, mayo 04, 2007

Y como si todo fuera poco, ahora un trabajador muerto.

El día de ayer Rodrigo Cisterna Fernández, de 26 años, trabajador de Celulosa Arauco en Concepción fue muerto de tres balazos por las fuerzas de represión de Carabineros de Chile.

Como es recurrente en este tipo de situaciones, el Ministro del Interior una vez más se lava las manos en este nuevo crimen en la defensa de los intereses del empresariado afirmando que "no ha existido en ningún momento orden de reprimir. El Ministerio del Interior no da orden de reprimir", versión contradicha por el propio Gobernador de la Provincia de Arauco quien expresó que "había instrucciones claras emanadas del Ministerio del Interior respecto a la situación de cualquier toma de una vía o de un bien de uso público, así que Carabineros actuó en derecho".

Esto nos lleva una vez más a reiterar el hecho que en Chile las fuerzas represoras se mandan solas y que nuestras autoridades a lo único que se limitan es a repetir los informes que les entrega el General Bernales.

Por supuesto, el caso pasará ahora a la "Justicia" Militar en donde, como siempre, no pasará nada.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal